lunes, 7 de enero de 2013

La enseñanza de Dios es por Amor



Hebreos 12:5-14
Y habéis ya olvidado la exhortación que como a hijos se os dirige, diciendo:
Hijo mío, no menosprecies la disciplina del Señor,
Ni desmayes cuando eres reprendido por él;
Porque el Señor al que ama, disciplina,
Y azota a todo el que recibe por hijo.
Si soportáis la disciplina, Dios os trata como a hijos; porque ¿qué hijo es aquel a quien el padre no disciplina?
Pero si se os deja sin disciplina, de la cual todos han sido participantes, entonces sois bastardos, y no hijos.
Por otra parte, tuvimos a nuestros padres terrenales que nos disciplinaban, y los venerábamos. ¿Por qué no obedeceremos mucho mejor al Padre de los espíritus, y viviremos?
Y aquéllos, ciertamente por pocos días nos disciplinaban como a ellos les parecía, pero éste para lo que nos es provechoso, para que participemos de su santidad.
Es verdad que ninguna disciplina al presente parece ser causa de gozo, sino de tristeza; pero después da fruto apacible de justicia a los que en ella han sido ejercitados.
Por lo cual, levantad las manos caídas y las rodillas paralizadas;
y haced sendas derechas para vuestros pies, para que lo cojo no se salga del camino, sino que sea sanado.
Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.
Gracias Padre por tu Palabra, por tus consejos, por tus enseñanzas. Toda la Gloria y Toda la Honra es para ti Señor Amado. Gracias Cristo por haber dado tu vida para salvarnos, Gracias Señor por que por medio de ti y por ti podemos llegar al Padre Celestial y tu Señor Amado nos oyes, Gracias por tu Gran Amor y eterna Misericordia. Padre tu nos sigues ministrando y enseñando y corrijiendo con tu Gran Amor y Misericordia, cuantas veces señalamos a las vidas y que dificil se nos hace a veces poder entender que tu eres un Dios de Misericordia y que no quieres que nadie se pierda. Cuantos padres y madres claman a ti con lagrimas que sólo tu conoces y señalamos a sus hijos, Dios mio ten misericordia y perdonanos y ayudanos a entender que tu Padre corrijes a tus hijos no para destruirlos sino para ayudarlos, levantarlos, sanarlos,librarlos de que sus vidas se pierdan para siempre. Padre Gracias por tu Misericordia y ayudanos a pensar que seria de nosotros si no fuera por ti y ayudanos a pensar que seria de todos si no fuera por ti. Padre y en esta hora te presento a todos los hijos, Señor cubrelos y levanta aquellos que han caido, renueva las fuerzas de los que se sienten debiles y quita todo pensamiento mentiroso que ellos tengan pensando que no tienen remedio por que si hay solución en ti y por que todavia si hay esperanza, traelos a ti Señor Amado no dejes que ninguno de ellos se pierda. Ayudalos y sigue usandolos para la Gloria y la Honra de tu Santo Nombre. Te ruego por los que también están en tus caminos Señor siguelos fortaleciendo y ayudalos en los momentos de prueba, Siguelos usando con Poder y Gloria para seguir honrando tu Santo Nombre Oh Eterno y Maravilloso Dios. Padre Te ruego Bendice a todos nuestros hijos desde los que están en el vientre formandose hasta los mas mayores te lo rogamos en el Nombre TodoPoderoso de Jesús tu hijo Amado, nuestro Señor. Gracias padre Santo Amén y Amén

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dios les bendiga. Gracias por haber estado con nosotros