lunes, 7 de enero de 2013

Dios levanta nuestros hijos


                                    
Lucas 7:11-15
Aconteció después, que él iba a la ciudad que se llama Naín, e iban con él muchos de sus discípulos, y una gran multitud.
Cuando llegó cerca de la puerta de la ciudad, he aquí que llevaban a enterrar a un difunto, hijo único de su madre, la cual era viuda; y había con ella mucha gente de la ciudad.
Y cuando el Señor la vio, se compadeció de ella, y le dijo: No llores.
Y acercándose, tocó el féretro; y los que lo llevaban se detuvieron. Y dijo: Joven, a ti te digo, levántate.
Entonces se incorporó el que había muerto, y comenzó a hablar. Y lo dio a su madre.
Aunque paresca para las demás personas que ya no hay mas remedio para tu hijo de que Dios haga un milagro en el o ella y tu continuas llorando, hoy Dios te dice: que si hay esperanza para ti, vemos en este relato como una mujer llevaba a su único hijo a enterrar y vemos como tanta gente que alli habia pero ninguno podia hacer algo por ella y podemos ver como el Señor siempre llega a tiempo, ya para aquella mujer no habia esperanza, pero alli estaba el dador de la vida y vio las lagrimas de aquella mujer y dice la Biblia que el se compadeció de ella y le dió la vida a su hijo. Cuantas lagrimas habrás derramado delante de Dios mas hoy hay esperanza para ti, Cristo mira tus lagrimas y te consuela y te dice: No importa en la condición en que se encuentren tus hijos, confia yo levanto tus hijos.
Clama a mi y yo te responderé 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dios les bendiga. Gracias por haber estado con nosotros